Cocinar es mi forma de expresar lo que siento en cada momento

miércoles, 25 de febrero de 2015

CEBOLLA CARAMELIZADA


Hay dos cosas que nunca pueden faltar en mi despensa: "el papel higiénico" y la cebolla, el primero de ellos por razones obvias y no me hagáis entrar en detalles y la segunda porque es la base fundamental de casi todos los platos que cocino, a excepción de los postres (claro está).Me encanta la cebolla!!!, y todas sus variedades, cebolletas, amarillas , blancas, moradas, vidalias, rampa, chalota, perla, cippolini....y como no, los puerros de mis amores.
Haciendo honor a la verdad tengo que deciros que la mitad de estas no las había escuchado nunca, pero me pasa como con vosotros, que seguro que cuando las conozca personalmente van a ser imprescindibles en mi vida.Pero mientras , para eso está la recurrente wikipedia.
La receta de hoy es más que una receta en sí, un apunte de cocina, pero que es imprescindible elaborar para realizar con ella un montón de platos deliciosos.

Ingredientes:
Medio kilo de cebollas.
Aceite de oliva virgen extra.
Dos cucharadas de azúcar moreno.
Una cucharadita de vinagre de módena.

Preparación:
Cortar la cebolla en juliana(tiritas), poner un poco de aceite de oliva a calentar en una sartén, cuando pase un minuto aproxim. ponemos las cebollas y las dejamos hacer a fuego medio-bajo (con la tapadera puesta hasta que estén transparentes). En ese punto le añadimos el azúcar y seguimos cocinando (sin destaparlo)y removiendo solo el momento justo para que no se asienten)a medida que van caramelizando notaremos que cuesta más moverlas en la sartén, añadimos entonces el vinagre (lo justo), cocinamos un poco más y apartamos. Conservamos bien en botes herméticos para poder utilizarlas en cualquier preparación. 
Si tenemos mucho tiempo también lo podemos hacer de manera natural sin azúcar añadido, dejando que la cebolla libere sus azúcares propios, pero si realizamos bien este proceso la diferencia en sabor es inexistente.
Buen provecho amigos!!!.

14 comentarios:

  1. Pues yo la hago como tu segunda opción, o sea, sin azúcar, es cierto que requiere un mínimo de una hora para que quede confitada, pero si tenemos tiempo también queda dulce y muy buena. Lo que no hago nunca es meterla en tarros y guardarla y la verdad es que es una buena idea porque como fondo de despensa es importante tenerla siempre a mano. Que buen aspecto tiene, dan ganas de meter el tenedor ya.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Yo la empezé hacer hace poco y me encanta, tampoco falta en mi casa.

    ResponderEliminar
  3. A mí también me gusta mucho usar la cebolla caramelizada en la cocina, hasta me gusta comerla a cucharadas, y ya puestos también te diré que en casa tampoco falta nunca el papel higiénico jajaja

    Abrazos!!!

    ResponderEliminar
  4. jajaja, María pensaba que las conocias todas y me he dicho...pero que puesta está en tipos de cebolla!!! yo solo conozco las mas habituales, pero tambien es un ingrediente que me gusta mucho, y si es caramelizada..me encanta, me la como en tostadas... Muy rica te ha quedado amiga. Besitos.

    ResponderEliminar
  5. Mmmm... Una tostada esta cebolla y queso cabra fundido...se me ésta haciendo agua a la boca!!!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. ainnnnssss Maria Gracia
    a mi tampoco me suelen faltar estos dos ingredientes en casa...jjjj
    del segundo lo utilizo en casi todas las recetas
    me gusta y en cuanto a salud es muy beneficiosa
    y si es caramelizada ... además deliciosa

    La preparo desde hace mucho tiempo y tanto en primeros como en aperitivos está...uhmmmm de vicio
    con paté...riquisima
    un besazoooooo de lo más grandeeeee
    que tengas una tarde estupenda....que parece que por aquí el sol se ha quedado
    y es de agradecer...bsosssssss

    ResponderEliminar
  7. La verdad es que tiene toda la razón. Si te paras a pensar, habiendo patatas , cebollas y huevos como dice mi madre una casa está resuelta. Porque cuantos platos se pueden hacer con ella..........
    Besinos

    ResponderEliminar
  8. Amiga, yo prefiero el ajo, pero para gustos los colores. Hay platos que sin cebolla no dicen na de na.

    ¡Besos enormes!

    ResponderEliminar
  9. Hola María. Entro en tu blog a través de Google+. Desde este momento tienes un nuevo seguidor.
    La cebolla aunque siempre figura en mi cocina pocas veces la he hecho caramelizada y las veces que la he hecho me ha gustado mucho. Lo que tampoco me falta es el ajo pues considero que son dos imprescindibles en todas las cocinas.
    Esta tiene una pinta sensacional y como acompañamiento es fabulosa.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Perfecto y muy bien explicado como siempre en el que esta cebolla confitada se puede utilizar para infinidades de platos asi pues me quedo con uno de estos botes que estas conservando. Besos

    ResponderEliminar
  11. Un acompañamiento para una inmensidad de platos.Muy rica.Besitos

    ResponderEliminar
  12. Me encanta la cebolla confitada, yo la hago de las dos maneras me gusta muchisimo, genial lo de meterla en botes pero los pones al vacío o no hace falta ??
    Besinos y feliz fin de semana
    El Toque de Belén

    ResponderEliminar
  13. Jaja me encanta los imprescibles de tu despensa.
    Y haces bien en publicar la receta, porque ultimamente no hay blog de postín que se pierda la cebolla caramelizada, que no somos nadie si no la tenemos (por cierto yo no la tengo aún) ...lo dicho,no somos nadie.
    Fijate que siempe la hice sin azúcar, pero tomo nota para un día de más prisas. Y si, hasta para las tostadas del desayuno, quedan ricas con ella.
    Besotes gordos mi niña, feliz finde....que no parasssss

    ResponderEliminar
  14. Me encanta la cebolla confitada, y es una idea muy buena la de guardarla en botes, no lo había pensado, un beset guapa

    ResponderEliminar

También te gustará preparar..

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...